Regálate un poco de calma

La relajación es imprescindible para el bienestar

La relajación es un estado natural que nos proporciona un descanso profundo, a la vez que regula el metabolismo, el ritmo cardíaco y la respiración, liberándonos de las tensiones musculares o psíquicas que se han acumulado con el tiempo en nosotros, lo que nos provoca una sensación agradable y positiva. 

Pero, con el ritmo de vida que llevamos y las circunstancias excepcionales que estamos viviendo, no es fácil alcanzar un estado de calma. Para que consigas relajarte, te proponemos unas pautas sencillas que te pueden ayudar:

  • Deja los hombros sueltos. En momentos de ansiedad y estrés, tendemos a subir los hombros y acumular tensión en ellos.
  • Céntrate en relajar una parte del cuerpo concreta.
  • Respira pausadamente y de un modo profundo.
  • Repite para ti frases tranquilizadoras del tipo “todo está bien y tranquilo”, “mantén la calma”.
  • Colócate en una postura en la que te sientas cómodo.
  • Ambienta tu espacio con una luz tenue.
  • Piensa en cosas agradables o mira imágenes que te traigan pensamientos positivos.
  • Crea un ambiente tranquilo.

Practica todos los días, al principio parece difícil pero, si te dejas llevar, poco a poco liberarás tensión y conseguirás relajarte.

Artículo de Mapfre